Hay situaciones en la vida en las que no queda más remedio que decirse: "ajo y agua" o, dicho de otro modo: "acepto y soy coherente con la aceptación". Estas palabras, dichas de uno u otro modo, ayudan a la persona a dejar atrás una situación que no le es grata, en lugar de regodearse en el sufrimiento, la decepción o la frustración. ¿Quieres comprender más a fondo esta cuestión? Escucha este audio.

Si quieres seguir escuchando más podcasts, puedes hacer clic en el enlace de esta misma página que hay en el apartado Categorías, o ir a la página de Audios/Podcasts de nuestra web.