Las siete leyes emocionales del éxito (basado en la obra Las siete leyes espirituales del éxito de Deepak Chopra)

Tras leer y releer el libro de Deepak Chopra Las siete leyes espirituales del éxito, me pongo manos a la obra para resumir y simplificar el ya de por sí escueto libro. Se trata de un resumen que me pueda servir para comprender y aplicar las siete leyes de una manera más clara, sencilla y directa. También de esta manera traduzco a mis palabras y mi estructura de pensamiento los contenidos del libro.

Ordenadamente, iré plasmando y exponiendo los pasos que han de ser dados, al menos en un plano teórico, para alcanzar el éxito, aunque no se trata principalmente de un éxito material sino más bien de un éxito interior. Vamos a ello.

1. LEY DE LA POTENCIALIDAD PURA. Todo nace de la potencialidad pura. Antes de Ser, cualquier cosa es potencialidad no existente. Podría decirse que todo es preexistente y que, por ello, y desde esta posición, todo puede alcanzar la existencia. Esto permite que “todo pueda ser”.

2. LEY DE LA ENTREGA. Lo materializado existe en comunicación y en comunión con el yo, con los otros y con lo otro, de modo que ha de vivir en un estado de entrega para, así, recibir y mantener un estado de equilibrio interno y externo. Comunicación y comunión (común unión) son inseparables de una actitud de entrega, pues lo que se ofrece al Todo, a todos beneficia.

3. LEY DEL KARMA Toda acción implica consecuencias, es decir, cada acción lleva asociada una respuesta del Universo. Éste es el principio del karma, una ley universal que ordena la vida humana en una dinámica de causa-efecto presente en cada pensamiento, en cada emoción y en cada acción. La escala temporal del Universo y de la Consciencia Cósmica no es la de la vida humana. La respuesta del Universo no necesariamente será entendida o llegará en el transcurso de una vida humana, sino en el transcurso de una vida almática.

4. LEY DEL MÍNIMO ESFUERZO. Cuando la acción nace del Amor, ésta es la que Es. Cuando está en coherencia con la Ley del Amor y con los dictados del Alma de la persona, la energía que se necesita para materializarla nace del Espíritu, por lo que para ello requiere un mínimo esfuerzo. Esto no quiere decir que las cosas se hagan solas o milagrosamente, pero sí que la energía de la que se nutren tiene otra cualidad menos esforzada, ya que no se opone al Universo, sino que va a favor de Él.

5. LEY DE LAS INTENCIONES Y LOS DESEOS. Cuando se crean intenciones y deseos, con base en las anteriores leyes o pasos, se ponen en marcha mecanismos para que las cosas sucedan según esas intenciones. De modo que esas intenciones y deseos nacen de una potencialidad pura, han de tener un sentido de entrega, responderán al principio del karma (ya que toda acción ha de conllevar, necesariamente una reacción) y, dichas intenciones y deseos, con estas cualidades, requerirán un mínimo esfuerzo o una energía menos esforzada para materializarse.

6. LEY DEL DESAPEGO. Los pasos anteriores no implican vivir pendientes de los resultados. Cuando se vive en desapego respecto al resultado, la intención se centra en el presente, no en el futuro por la expectativa o en el pasado por el miedo. Esto no implica dejadez o pasotismo, sino atención al presente, al aquí y ahora de cada instante.

7. LEY DEL DHARMA. Cuando se utilizan las leyes o pasos anteriores para poner en acción los propios talentos, poniéndolos al servicio de la vida y de los demás, se pone en marcha el dharma (el camino y propósito de vida de cada ser) y esto lleva a una vida más sana, alegre, plena y satisfactoria.

Concluyendo:

  • Todo puede ser.
  • Lo que se hace es para ofrecerlo.
  • Lo que se ofrece es lo que se recibe.
  • Cuando se es lo que Es, no es necesario el esfuerzo.
  • La intención y la atención en la acción ponen en marcha los mecanismos del Universo.
  • La atención en la intención es presente y éste es desapego tanto del pasado como del futuro.
  • Los propios talentos y virtudes, al servicio de las leyes anteriores, es estar en el Camino, en el propósito de vida de cada Ser.

Depaak Chopra propone estas leyes para el éxito. Llevo muchos años en el camino del desarrollo personal y de la consciencia, los suficientes como para saber que estas leyes son más fáciles de entender con la mente que de comprender con el corazón y que el ego, muchas veces, se esconde tras las mejores intenciones.

Estas leyes, para mí, son más un proceso que un estado, son una manera de transitar la vida hacia el AMOR, el Espíritu y la Consciencia Cósmica. Y en esto, si nos ponemos, todos somos almas en proceso.

José Antonio Sande Martínez

Terapeuta emocional y floral

Noray Terapia Floral