Las Flores de Bach son unas esencias de flores, desarrolladas por el Doctor Edward Bach, en el primer tercio del siglo XX. Estas esencias florales o, como las llamaba el propio Edward Bach, remedios florales contienen el patrón vibracional de una serie de flores (concretamente treinta y ocho) que están en sincronía con los patrones vibracionales de estados emocionales. Cada remedio floral es capaz de armonizar uno o varios estados emocionales que, por nacimiento, aprendizaje o hábito, pudieran estar desarmonizados en la persona. Esta sencilla explicación resume (y simplifica) procesos mucho más complejos que, al menos en este texto, no es necesario desmenuzar. Únicamente, pretendo que el lector o lectora tenga una idea inicial de cómo funcionan las Flores de Bach. Ahora que ya sabemos el cómo, vamos al para qué.

“¿Para qué sirven las Flores de Bach?”, se preguntan muchas personas. He de decir que no hay una respuesta única, ya que existen diferentes escuelas, líneas de trabajo y perspectivas en torno a su uso. Lo que sí se puede dar como respuesta común a dicha pregunta es: “para hacer Terapia Floral”. La Terapia Floral o Terapia con Flores de Bach es una Técnica Natural (antiguamente llamada Terapia Natural), cuyo objetivo es ayudar a las personas a alcanzar el equilibrio físico, energético, emocional, mental y espiritual.

  • ¿Así?, ¡ya está!, ¡como si eso fuese tan fácil! (diría alguien un poquito escéptico).
  • No, no es tan fácil, es un instrumento natural, que ayuda de diferentes maneras…
  • ¿Cómo cuáles?
  • Te digo algunas: hace consciente lo inconsciente, ayuda a armonizar los estados emocionales, favorece un camino de consciencia y pone en contacto a la persona con su Ser Interior.
  • Eso suena muy… ¿esotérico?
  • Y tienes razón. En la antigüedad, estas “cosas” sólo se podían encontrar en escuelas de filosofía y de esoterismo, porque eran conocimientos reservados a unos pocos. Afortunadamente, en estos tiempos, el crecimiento interior y el desarrollo de la consciencia están al alcance de quienes quieran. Una de las maneras de hacerlo es con la Terapia Floral.

La Terapia con Flores de Bach ofrece varias vías para alcanzar ese equilibrio para el cuerpo y para el alma. Dos de ellas son las que ofrecemos en el centro Noray: la vía de la sanación y la vía de la evolución. La primera (la vía de la sanación) tiene como objetivo que la persona alcance lo que la OMS define como estado de salud: "La salud es un estado de perfecto (completo) bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad". La segunda (la vía de la evolución) es la del autodescubrimiento y el autoconocimiento. Déjame explicarte un poco más cada una de estas vías.


“La Terapia Floral ofrece la vía de la sanación y la vía de la evolución”


  La Terapia Floral, como vía de sanación, es un proceso en el que un/a terapeuta floral u otro profesional que use las Flores de Bach ayuda a la persona a recuperar la salud en sus diferentes planos. Para ello, ha de realizarse un trabajo que implicará cambios en la vida de la persona, cambios físicos, energéticos, emocionales, mentales y relacionales. Esos cambios se refieren a aquellos aspectos de la persona que son insanos, aunque la propia persona no lo pueda ver. Para ello, en Noray, hacemos una revisión profunda de la programación emocional y mental, es como si leyésemos, junto con la persona, su manual de instrucciones interno y fuésemos señalando las instrucciones o programas emocionales y mentales que le resultan desequilibrantes. Nosotros decimos que esos programas insanos sirven para alimentar al ego y mantener a la consciencia dormida. Una vez localizados los aspectos insanos, se tiene la oportunidad de transformarlos en sanos realizando una serie de acciones (o dejando de hacerlas) y creando nuevos hábitos emocionales y mentales que, en lugar de alimentar al ego, van a despertar y alimentar a la consciencia.


“Los remedios florales sanan a las personas porque despiertan su consciencia”


Si, utilizando las Flores de Bach y los cambios internos necesarios, este proceso se realiza de manera acertada y durante el suficiente tiempo, la persona puede cambiar las instrucciones emocionales y mentales insanas por otras sanas. El resultado será una vida más consciente, equilibrada, sana y serena.

Hablemos de la otra vía, la de la evolución. ¿Qué significa evolución en la Terapia Floral? Evolución significa caminar desde una vida en automático, orientada hacia el exterior, hacia una vida en consciencia, orientada hacia el interior. Ésa es la diferencia entre vivir en ego y vivir en consciencia.

Los remedios florales sanan a las personas porque despiertan su consciencia y les llevan a dejar de alimentar al ego, que es el que crea los desequilibrios (excesos, carencias, Miedos y estrés), ya que los necesita para sobrevivir. Al despertar la consciencia, ésta favorece estados de justa medida, Amor y serenidad. Así que se puede afirmar que la salud es una cuestión de consciencia.

Una vez que se alcanza un estado de relativo equilibrio, armonía y serenidad (sanación), se puede ir profundizando en ese estado para ir llevándolo a cotas de mayor amplitud y profundidad (evolución). Para ello, se realizan procesos que se denominan de varias maneras: desarrollo personal, desarrollo emocional, evolución de la consciencia, crecimiento personal, etcétera. Puede concretarse diciendo que, una vez que hay un despertar de la consciencia, se puede alimentar a esa consciencia cada vez más, para que vaya creciendo y permita alcanzar mayores cimas de serenidad, sabiduría y Amor.

La Terapia con Flores de Bach y con otros sistemas de esencias florales (Esencias del Mediterráneo, Orquídeas del Amazonas, Esencias australianas Living Essences, La canción de Eva, etc.), utilizada para un proceso de evolución, se convierte, entonces, en un camino de autoindagación, en el que cada remedio floral favorece el darse cuenta de uno o varios aspectos internos de la persona que permanecen ocultos e influyendo negativamente. Digamos que ponen luz en las sombras internas de la persona, para que pueda identificar aquellos aspectos que todavía tienen margen de mejora. Esa mejora, dicho de manera metafórica, consiste en dejar de alimentar al ego y comenzar a alimentar a la consciencia. ¿Cómo se hace?, transitando desde el Miedo hacia el Amor.

Quizás ésa sea una buena respuesta a la pregunta inicial:

  • ¿Para qué sirven la Flores de Bach? (Preguntó la alumna escéptica).
  • Para caminar desde el Miedo hacia el Amor. (Respondió la maestra).

Y ambas sonrieron…


José Antonio Sande Martínez

Terapeuta emocional y floral

Noray Terapia Floral